Plan de estudios de las relaciones sanas

Materialismo histórico y la crisis catalana

2017.09.23 04:46 Espartaco17 Materialismo histórico y la crisis catalana

La causalidad estructural de Althusser, muy de moda en tiempos que ya casi resultan arcaicos(porque llegó a ser la ideología oficiosa del PCF y su recubrimiento de prestigio cultural-intelectual en la República francesa de las letras, paradigma del narcisismo elitista en la sociedad del espectáculo;pero ahora el PCF no pinta nada y sólo es una rémora que bloquea la constitución de un frente amplio antineoliberal, que se lo digan a Melenchon), puso en marcha un juego de conceptos para el análisis de procesos históricos, como sobredeterminación o instancias dominantes y determinantes en la totalidad social:por ejemplo, en todas las sociedades la economía básica es la instancia determinante, en último término, pero la instancia dominante es variable, el derecho en el mundo antiguo, la religión en el medievo, en el capitalismo, la economía política y su anatomía de la sociedad civil, con su estructura explícita de clases y su separación ilusoria entre economía natural de la desigualdad privada y esfera pública de la igualdad ciudadana.
No tengo tiempo para un análisis pormenorizado, pero todo ese arsenal de conceptos se reveló finalmente como un bluff absolutamente estéril que bloqueó la sana investigación marxista y degeneró rápido en una jerigonza escolástica absolutamente separada de cualquier base empìrica de contrastación y control racional.Así era fácil engolfarse en relatos endogámicos y autosostenidos y en cuentos de la lechera ridículos sobre las potencias revolucionarias y fraternales que se encuentran bajo cada piedra del camino.los errores teóricos siempre van de la mano con errores políticos y son enormemente destructivos.
Ultimamente hay grandes entusiasmos en la Plaza sobre la revuelta catalana, que parecen sostenerse en las gafas falsificadoras de manuales ramplones en la línea de Marta Harnecker, que ha sido un verdadero cáncer de trivialidad insustancial para los estudios marxistas y la configuración correcta de movimientos políticos.Pero análisis materialistas fundados veo bien pocos, sólo retórica grandilocuente que imagina paraísos populares en armonía preestablecida de mónadas leibnizianas espirituales, ignorando que somos cuerpos finitos con necesidades manejables con recursos escasos, que hay conflictos distributivos y tenemos que encontrar los mejores métodos para gestionarlo, sin tenr que recurrir ala fuerza bruta y la guerra permanente.
Veamos, ¿qué problema puede haber entre los pueblos si son espíritus puros que buscan su libre expresión autodeterminante, digamos su marca propia de estilo, sin que tengan por qué interferirse mutuamente, ya que no tocan nada material, ni denso ni opaco?Pero consideremos ciertos datos:el déficit comercial catalán con el extranjero es del 6% de su PIB, tres veces del global español, y que la independencia agravaría por quedar fuera de la UE y tener que afrontar aranceles que disminuirían gravemente sus ingresos y encarecerían sus importaciones.Por otro lado el enorme superavit comercial con el resto de España, que es aproximadamente de un 15% del PIB catalán(no tengo ahora las cifras exactas a mano), también lo perderían en su mayor parte.Por otro lado les tocaría su parte alícuota de deuda externa española, según su PIB serían más de 200.000 millones €, que además se multiplicarían por la devaluación de su nueva moneda nacional ya que quedarían expulsados del euro, según ciertos cálculos la devaluación superaría el 35%, lo que llevaría a una insolvencia generalizada de todos los deudores, en una espantosa situación ala griega.El déficit del sistema de pensiones en Cataluña está ligeramente por encima de la media nacional, la Caja Única de la Seguridad Social(que todas las cotizaciones de todos los territorios financien las pensiones del conjunto estatal sin desagregarse por regiones)es un verdadero mecanismo de solidaridad entre pueblos, y no una mandanga retórica de"hacemos una confederación y cada uno se queda con lo suyo, y después ya la fraternidad va a recomponer la solidaridad que ya teníamos pero la rompimos para ser todos libres y buenos y alegres, porque el patrimonio común que compartíamos era una opresión franquista".Y a esto hay quien lo llama análisis desde el materialismo histórico.
Pues bien la Caja Única modera el déficit en cada territorio, pero además es la barra de liquidez del BCE lo que está sosteniendo la deuda pública española, con que se siguen pagando todas las mensualidades de todas las pensiones, pero una Cataluña independiente, con una deuda externa de cerca del 200% del PIB, fruto de la deuda heredada y aumentada por la devaluación monetaria, ni tendría apoyo del BCE ni habría capital privado que le prestase nada con una situación de insolvencia inicial tan grave.Simplemente la República catalana tendría que rebajar sus pensiones por encima del 30%, y eso lo reconocen los separatistas mismos cuando se atreven a decir, que quizás durante unos años deberíamos seguir aportando a sus pensiones, mientras reducen el déficit.¿Pero qué obligaciones íbamos a tener con un país independiente?pero el apoyo del conjunto estatal a las pensiones de cada territorio ya lo tenemos ahora, ¿por qué romper el modelo para que sigan necesitando apoyo pero sin aportar las contrapartidas de la solidaridad interregional con las transferencias fiscales?Y añadiendo además, que esas transferencias, amén de cumplir con los principios socialistas de solidaridad y justicia distributiva,también sostiene una demanda agregada en el resto de España para absorber los bienes y servicios producidos en Cataluña, sin lo cual su economía se derrumbaría.
Así que los separatistas se engolfan en un optimismo hiperbólico sin justificación, el dejar de aportar impuestos a la hacienda central española, según sus cálculos, les aportaría 14.000 millones de € extras con los que afrontar un plan de expansión del gasto público con efectos anticíclicos que les permitiría abandonar la austeridad.pero lo cierto es que esa ganancia quedaría neutralizada y revertida con creces por todas las pérdidas de PIB que he consignado antes.Y además hay que ser un verdadero pánfilo para no ver aquí un juego de suma cero, esos millones de más para ellos son millones de menos para los servicios públicos de todas las regiones con bajos índices de renta per cápita. Me parece demencial que se diga"yo te quito 14000millones € en financiación pública, pero voy a ser muy solidario contigo dejándote hacer lo que quieras con tus recursos mermados".he aquí la justicia confederal, que todas las regiones tengan el cupo vasco, y que se acostumbren acontar con sus solos recursos, sin transferencias cruzadas de renta, lo que equivale a entronizar como regla distributiva el principio histórico capitalista del desarrollo desigual, por el que hay regiones ricas y pobres, y eso tiende a retroalimentarse para consolidar y profundizar las desigualdades.La política socialista ha de servir para corregir esto, no para legitimarlo y confirmarlo.
En cuanto a los efectos de la secesión en el resto de España, un Estado federal disminuido y recortado, padecería una Hacienda Central desangrada, sin medios para garantizar los servicios publicos, la combinación de austericidio y amputación territorial nos dejaría hundidos en la miseria.De ningún modo podemos apoyar el programa separatista, porque violenta nuestros valores, aunque defendamos su derecho a exponerlo libremente y de modo claro y honesto.Si una mayoría suficiente de catalanes quisiera ejecutarlo, de modo que sólo la guerra civil y la dictadura pudiera evitarlo, tendríamos que resignarnos y aceptarlo.pero eso e smuy diferente a promoverlo de antemano como si fuera la verdadera expresión de nuestros objetivos de siempre.
En cuanto a definiciones peregrinas de internacionalismo como la fraternidad congénita de pueblos previamente separados e independientes a los que se atribuye gratuitamente la virtud de la armonización de programas, planes y proyectos, como simple deseo de su voluntad espiritual, buena por ley estructural, y sólo desviada por la corrupción capitalista, pues me parece un delirio poético subjetivo, enajenado por completo de todo análisis material y racionalista.La organización creciente de la producción, y no sólo el comercio, en cadenas globales de valor, gestionadas por 500 multinacionales gigantescas que controlan, conjuntamente el 6o% del PIB, reduciendo las transacciones puras de mercado a estrechas zonas de la economía global, transcurriendo el grueso de los procesos en actos administrativo-burocráticos de integración de las distintas fases de la fabricación entre sucursales locales de la misma empresa global.Así se va configurando un espacio global de valor que presiona sobre cada espacio nacional particular.La globalización es un impulso estructural del capital, inherente a su naturaleza desde el principio, la concentración y centralización del capital son los datos materiales básicos desde los que entender la constitución de cualquier sujeto antagonista,en el pasado desde la fragmentación localista feudal, el proceso capitalista impulsó los mercados nacionales organizados y regulados por un Estado paralelo, con clases nacionales unificadas y centralizadas en capital y trabajo.El internacionalismo obrero o asalariado también irá a rastras de un proceso objetivo de varias décadas de configuración de fuerzas productivas verdaderamente trasnacionales,que requieren formas de desarrollo también globales, sólo que crecientemente, el mando ha de desplazarse del capital hacia el trabajo. No es la voluntad idealista de concierto entre pueblos desencarnados de toda infraestructura productiva, como sujetos espirituales, lo que orienta a la historia, sino la reacción de los múltiples sujetos productivos alas fuerzas materiales que los han ido creando, y son el fulcro objetivo necesario de su acción.No hay nada más antimarxista y antimaterialista que un vulgar pensamiento deseante y fantasioso que pretende afirmarse sin mediaciones reales, sin saber nada de la organización productiva, ni de perfiles tecnológicos, institucionales, estatales o fiscales, que son el marco inserto y no exento, donde se ventilan los mecanismos objetivos de generación, circulación y distribución de los medios materiales de vida, que constriñen tanto como habilitan cualquier programa, plan o proyecto de los sujetos humanos, solos o en coalición.
Me parecen dislates impotentes las retóricas de los pueblos ibéricos confederados o europeos, sin dar la más mínima indicación de diseño institucional solvente, realista, eficaz y atractivo para granjearse el apoyo activo de grandes masas
por lo demás los soberanismos tipo Trump son una falsa alternativa al globalismo y sus crecientes contradicciones,La contracción del mercado internacional no está llevando a una utópica e imposible autarquía delos pueblos, replegados sobre sí y sin relaciones económicas necesarias con el exterior, sino a una radicalización de la competencia por hacerse con la mayor cuota posible de ese mercado menguante.Pero cuanto más se compite, con guerras de divisas, rebajas de salarios y costes, aranceles y obstáculos a la importación, menor es la demanda agregada solvente en todas partes para sostener la producción de todos, y, por tanto, hay que competir todavía más para colocar una mayor parte de la producción menguante, en un círculo vicioso que lleva a que los socios comerciales traten de exportarse mutuamente el desempleo, en un horizonte de creciente conflicto hacia la guerra.La política de "nosotros primero" no lleva a la fraternidad,es una organización no cooperativa del sistema internacional, lo mismo que las corporaciones explotan al máximo a sus empleados gracias al chantaje de las deslocalizaciones. Trump representa en el interior de USA la alianza ente obreros desclasados de las regiones de decadencia industrial, abandonados por los demócratas;racistas y supremacistas sureños ;y libertarianos extremistas defensores del Estado mínimo polizonte, que piden suprimir los impuestos como ataque a la libertad individual y desmantelar todos los programas estatales humanitarios.Trump representa lo peor y más siniestro de la tradiciones políticas americanas,y la fase terminal putrefacta de un capitalismo financiarizado atascado y sin capacidad para restaurar la tasa de ganancia, la inversión ,el empleo y la acumulación.No haY nada progresista en sus acciones, es la brutal demagogia del chauvinismo y la guerra.
me deja helado que militantes que se autoatribuyen el título de "izquierdas" ya no sepan en absoluto en qué creen y puedan considerar el ascenso de Trump como una oportunidad y no una catástrofe, lo mismo que confunden a la Liga norte en versión catalana con la apoteosis de Olof Palme.Por cierto que la República catalana separada, más que el faro de la emancipación social, brillando en el centro de Europa, sería otro dócil peon mangoneable a placer por la potencia alemana;y no gobernada por Colau, sino por ERC,convertida en un nuevo PSOE traidor de toda esperanza y baluarte de la continuidad del neoliberalismo. Salud.
submitted by Espartaco17 to podemos [link] [comments]